Tips para cuidar tu piel éste verano

La piel es el mayor órgano del cuerpo y está siempre expuesto a muchos agentes externos que la pueden dañar. No solo se estresa por la polución, la alimentación o el estilo de vida, sino que además está constantemente expuesta a la luz solar y mucho más aún en verano, con lo que debemos extremar las precauciones y cuidar la piel del sol y de la deshidratación, mucho más incluso si nos queremos ir a la playa o a la piscina donde la piel se puede resecar por exceso de cloro o por la sal del mar.

Hoy en día las prisas nos pueden e intentamos hacer nuestras rutinas lo más cortas posible. Pero es que con la piel no nos la podemos jugar y menos en esta época del año. Es muy importante recordar que la piel siempre debe de estar preparada, con una adecuada limpieza, hidratación y protección solar. Ahora, cuando vamos de vacaciones o en los días de playa, es muy común que nos olvidemos de tratar nuestra piel con la misma delicadeza. Por eso, quiero compartir con todos nuestr@s kiowoadict@s unos maravillosos tips para cuidar todo el cuerpo en estos meses calurosos.

 

RUTINA FACIAL Y CORPORAL

1 PASO: ¡EL PROTECTOR SOLAR TIENE QUE IR SIEMPRE CONTIGO!

Como bien dice su nombre, el protector solar nos protege. ¿Pero de qué realmente? Pues nos encontramos principalmente con los rayos ultravioleta o UV, que, aunque pueden aportar algunos beneficios, tienen muchos riesgos a la vez. Existen tres tipos:

  • UVA: Su longitud de onda es larga y, por lo tanto, atraviesan fácilmente la atmósfera, alcanzando toda la superficie terrestre. Su gran penetración en la piel es lo que daña el ADN, generando radicales libres que causan el envejecimiento prematuro de la piel e incluso llegando a provocar cáncer de piel.
  • UVB: Su longitud de onda es corta y aunque tienen dificultad para atravesar la atmósfera, el debilitamiento de la capa de ozono en los últimos años ha provocado un incremento del número de rayos UVB que llegan a la Tierra, afectando mayormente a la zona ecuatorial. Son los causantes del bronceado de la piel y, a su vez, de las quemaduras solares.
  • UVC: Su longitud de onda es corta, no atraviesan la atmósfera y son absorbidos por la capa de ozono. Son muy peligrosos para el cuerpo.

Es verdad que no todo son desventajas cuando hablamos de la exposición solar. La piel produce la vitamina D3, que repara los huesos, con la ayuda de los rayos UVB, pero no hace falta más que una pequeña dosis de 20 o 30 minutos de sol al día para generarla.

Ya hemos aclarado cómo afectan los rayos UV a la piel, ahora veamos con más detalle qué factores debemos tener en cuenta cuando los usamos:

Tipos de filtros y de protección:

Los protectores solares pueden tener filtro químico, que protege desde dentro la piel y los más comunes son el octocrylene y el homosalate, filtro físico, que actúa a modo de pantalla reflejando la luz y suele contener zinc oxide, titanium dioxide o ambos, o incluso pueden estar combinados. A su vez, pueden tener distintos factores de protección, que normalmente conocemos como FPS o Factor de Protección Solar (SPF en inglés) u otros que veremos a continuación. Aunque hay muchos tipos de protectores solares, lo más importante a tener en cuenta es lo siguiente:

  • Que sea de amplio espectro, es decir, que proteja de manera efectiva tanto de los rayos UVB como de los UVA. Primero tenemos que tener en cuenta que tengan un FPS alto, a poder ser de 50, y nos indica la protección frente a los rayos UVB. Aunque en el mercado existen protectores con menor índice, es verdad que cuanto más alta sea la protección, mayor será la probabilidad de duración del producto en la piel. En Corea, para indicar la protección frente a rayos UVA se usa el método PPD, siglas en inglés de Persistent Pigment Darkening, lo que podemos traducir al castellano como “oscurecimiento pigmentario persistente”, originalmente desarrollado en Japón, que se basa en el etiquetado PA. Este etiquetado no puede ser más simple: más signos “+” significan más protección. Así, encontramos PA+ que proporciona protección “fuerte”, PA++ que da protección “muy fuerte” y así sucesivamente.
  • Sin embargo, lo más importante es la cantidad de protector solar que nos apliquemos y tener en cuenta que debemos reaplicarla a menudo, de acuerdo al factor solar que usemos, aunque normalmente es recomendable aplicar mínimo cada dos horas. Si nos vamos de playa es necesario aplicar más a menudo, cada vez que salgamos del agua o, en caso de viento y arena, tener cuidado de no retirarnos la protección sin darnos cuenta. Para que te hagas una idea de la cantidad de protector solar necesaria en cada aplicación tienes la siguiente imagen.

Preparación y horas de exposición solar:

Antes de salir de casa debemos de aplicarnos la protección solar en todo el cuerpo con al menos 30 minutos de antelación, ya que sobre todo si usamos un filtro químico, necesitamos dejarlo en la piel un tiempo hasta que haga efecto. Aunque con los filtros físicos el efecto sea inmediato, también debemos de aplicarlo antes de salir. Y no olvidemos que aunque esté nublado o estemos bajo una sombrilla, el sol sigue emitiendo radiación y puede llegarnos igualmente. Es necesario usarlo todos los días del año sea cual sea el clima.

En Kiowo, siempre encontrarás protección solar adaptada a tu tipo de piel como en los siguientes productos que contienen una combinación de los distintos filtros solares:

  • Para pieles mixtas o grasas, la Safe Block Airy Tone Up Sun SPF50+/PA++++ de Missha, que contiene té verde, artemisa y calamina, para regular el exceso de sebo y minimizar los poros, y, a la vez, niacinamida y mora para mejorar el tono de la piel y dar luminosidad de manera natural.
  • Para pieles normales a secas, e incluso mixtas, tenemos la Day-Light Protection Sun Screen SPF 50 PA+++ de Neogen, muy famosa porque tiene un acabado ligero pero hidratante que incluso se puede usar como hidratante diaria. Contiene extractos naturales como lavanda, acai, arándano, rosa, artemisa y a su vez ácido hialurónico.
  • Para uso diario con color tenemos nuestras famosísimas BB Cream Perfect Cover de Missha, que si aún no tienes el placer de conocer, son la manera perfecta de maquillar la piel cubriendo las imperfecciones de manera natural pero efectiva, aportando beneficios antimanchas y antiarrugas y además protegiéndonos del sol con un FPS 42 y PA +++. Las tenemos en varios tonos fabulosos y son aptas para todo tipo de pieles.

Así que no tienes excusa para no usar protección solar. Es muy práctica y con su formato de 50 ml la puedes llevar en el bolso y reaplicar cuando quieras. Ahora sigue leyendo y verás qué otros cuidados requiere tu piel este verano.

2 PASO: ¡HIDRATACIÓN!

Cuando hablo de hidratación no solo me refiero a beber agua y mucho más en verano, también hablo de hidratar en profundidad la piel antes y después de la exposición solar.

Antes de salir a la calle o de ir a la playa la piel debe ir bien hidratada y protegida, con lo que no debemos de caer en el error de pensar que si vamos a playa la piel solo debe de tener protector solar. Quizás quieras reducir la rutina y aplicar menos productos pero lo mínimo será siempre ir con la piel limpia, hidratada y con protector solar.

3 PASO: ¡RECUPERAR TU PIEL!

Para tratar la piel después del sol si la notamos reseca o si tenemos alguna quemadura solar lo mejor será siempre aplicar tratamientos calmantes con ingredientes que reparen la piel como el aloe vera, la mucina o baba de caracol, la leche o la camomila y los productos más recomendados son:

  • El nuevo gel de aloe vera Moisture Soothing Gel Aloe Vera 100% de Esfolio, que sirve como hidratante facial y corporal gracias al ácido hialurónico que contiene y por su alto contenido en aloe repara en profundidad la piel y por su acción calmante alivia las quemaduras y es muy recomendable para piel sensible.
  • La crema todo en uno Pore Perfecting Multicream de JJ Young, que sirve a su vez de tónico, esencia y crema, es la opción perfecta para una hidratación rápida, ya que contiene aloe, ácido hialurónico, vitaminas para nutrir y revitalizar la piel y un poco de carbón para perfeccionar los poros. Está crema es ideal para calmar la piel tras la exposición solar o como hidratante ligera para pieles normales, mixtas o grasas o en caso de pieles sensibles.
  • En cuanto a mascarillas faciales, tenemos infinidad de ellas que contienen ingredientes para reparar la piel:
  • Mascarillas Airy Fit de Missha : tenemos de aloe, de pepino o de té verde, todas ellas para calmar la piel.
  • Mascarilla Hydrogel Aloe de Esfolio, que aporta un frescor inmediato con el efecto del hidrogel.
  • Mascarilla Madecassoside Relaxing Vegan de Happy Vegan, que relaja gracias a su alto contenido en centella asiática y distintos extractos de plantas.

Y ahora de manera más específica para distintas zonas del cuerpo, te mostramos los siguientes productos:

CUIDADO DE MANOS Y PIES

Ya que tenemos que ser más delicados en verano con nuestras manos y pies tienes las siguientes mascarillas:

  • Para exfoliar en profundidad las células muertas y acabar con las famosas durezas tienes la mascarilla Foot Peel de Look at Me, que es un tratamiento para pies ásperos, agrietados y secos que realiza un peeling que te dejará los pies como nuevos, muy suaves e hidratados. Exfolia en profundidad gracias al ácido salicílico, láctico y glicólico, pero sin resecar ya que contiene urea y vitamina E. Tiene un formato súper fácil de usar ya que viene con dos pares de calcetines con la esencia dentro.
  • Para hidratar, reparar y nutrir tienes la mascarilla hidratante de pies Foot Heal de Look at Me, que podrás usar durante todo el verano cada vez que notes los pies dañados y secos. Tiene el mismo formato que la anterior.
  • Para hidratar las manos tenemos una maravillosa mascarilla, la Soft Hand Mask de Look at Me, que gracias al aceite de macadamia, la manteca de karité y la vitamina E suaviza y repara en profundidad la hidratación de esta zona tan delicada del cuerpo y a su vez ayuda a dejar un aspecto más luminoso y uniforme con los extractos de papaya y de leche.

 

CUIDADO CAPILAR

No nos podemos olvidar del pelo en esta época del año, ya que es una de las primeras zonas que se ven afectadas por el sol y por el exceso de cloro o sal marina. Así que atrévete a reparar el cabello usando estos productos:

  • Mascarillas del pelo Hair Repair Smoothie de Skin 79, como las de coco o de plátano. La de coco es para pelo seco y débil y la de plátano para pelo más encrespado. Vienen en formato crema y contienen proteínas y distintos aceites de argán, de coco, de oliva, también miel y leche para nutrir y dar brillo al pelo, arginina para dar elasticidad y queratina para alisarlo.
  • Mascarillas con gorro Shine Hair Mask de Look at Me, que deja un acabado luminoso y nutrido gracias a la manteca de karité, y Damaged Hair Therapy Steam Mask de Missha, que repara a fondo el cabello teñido o muy dañado, ya que contiene biotina, proteína de miel y aceites de argán, jojoba y camelia.

CUIDADO DEL CONTORNO DE OJOS Y LABIOS

Por último, también debemos de proteger estas zonas tan expuestas al sol y recuperarlas del daño con las siguientes mascarillas:

  • Primero tenemos los famosos parches de hidrogel Pink Blur Eye Patch de G9 Skin, que tratan ojeras y bolsas a la vez que hidratan y mejoran las líneas de expresión. Contienen muchas vitaminas que vienen del arándano, tomate, mora, frambuesa, cereza o granada que aportan luminosidad y favorecen la acción despigmentante, también extractos de brócoli, eucalipto, flor de loto, hibisco o hiedra que actúan como descongestionante y mejoran la circulación y, por último, contienen adenosina que mejora la producción de colágeno y la apariencia de las líneas de expresión. Estos parches son fabulosos porque vienen 120 unidades divididos en 2 tamaños que se adaptan no solo al contorno de ojos, sino también al contorno de labios y a otras zonas de la cara o del cuerpo para acondicionar, nutrir y reparar hidratación.
  • Parches de hidrogel para los ojos Hydrogel Aloe Vera y Green Tea de Look at Me: son muy cómodos de llevar ya que vienen en monodosis y ayudan a recuperar la hidratación del contorno de ojos gracias al aloe que calma o al té verde que revitaliza la zona. Ambos aportan luminosidad, luchan contra las ojeras y disminuyen las líneas de expresión gracias a su contenido en colágeno.
  • Mascarilla de labios Vita Ampoule Lip Patch: parche de hidrogel para los labios y el contorno, que te recuperará los labios agrietados y los dejará más suaves gracias al aceite de aguacate. Contiene colágeno con lo que cuida la elasticidad del contorno y sus ingredientes antioxidantes como el pomelo, el hibisco, la mandarina, el extracto de algas y el betaglucano se recuperar el aspecto saludable de esa zona tan delicada. No olvides que también debes aplicar protector solar en los labios.

 

Y con esta completa guía de cuidado para la piel, este verano podrás disfrutar bronceándote y protegiendo tu piel a la vez. ¡Tu piel lucirá maravillosa y serás la envidia de todos gracias a la cosmética coreana!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *